8 ejercicios en la piscina para mejorar la orientación en aguas abiertas - Entrenador Personal - Trimatas

Abrir navegación

8 ejercicios en la piscina para mejorar la orientación en aguas abiertas

Imagen 8 ejercicios en la piscina para mejorar la orientación en aguas abiertas

Debido a la importancia que tiene en las pruebas de triatlón y travesías a nado el orientarse correctamente para evitar hacer metros extras y optimizar nuestro nado. 

Ejercicios 

  • Nadar con los ojos cerrados. Realizar series de 25 o 50m con los ojos cerrados intentando ir lo más recto posible, trabajando la orientación en una situación de visibilidad nula, como se puede producir en ciertos momentos de una competición en aguas abiertas. Importante NO rozar la corchera en ningún momento.
  • Nadar con la cabeza por fuera. Realizaremos series de 25 a 100m, donde mantendremos la cabeza fuera del agua en todo momento, también lo podemos alternar con 25m nadando crol normal y 25m nadando crol con la cabeza por fuera, para notar el contraste e ir acostumbrando el cuello. 
  • Pasar por debajo de la corchera. Realizaremos series de 50 o 100m, donde cada 8-10 brazadas de crol pasaremos por debajo de la corchera a la calle contigua, trabajando así habilidades acuáticas que luego tendremos que utilizar en un triatlón o nado en aguas abiertas. 
  • Pasar por encima de la corchera. Igual que el ejercicio anterior, pero esta vez pasaremos la corchera por encima, intentando hacer este paso lo más fluido posible.
  • Mirar delante cada 6 brazadas. Realizaremos series de distancias comprendidas entre 50m y 600m, donde nadaremos crol y cada 6 brazadas miraremos al frente ,como realizaríamos en una competición para buscar la boya y orientarnos. 
  • Cruzarse con los compañeros. Realizaremos series de 25m a una velocidad elevada, saliendo 2-3 nadadores de cada pared de la piscina, cruzándose estos en la parte central donde van a tener que esquivarse sin perder la velocidad que llevan intentando llegar antes que los demás nadadores al extremo contrario de la piscina. Con este ejercicio trabajamos la capacidad de reacción ante imprevistos que puedan surgirnos al nadar en aguas abiertas.
  • Tocar el suelo de la piscina cada 6-8 brazadas.  En series de 50m-100m, con el objetivo de simular la entrada al agua cuando hay oleaje, o para esquivar cualquier obstáculo que pudiéramos encontrarnos mientras nadamos.
  • Nadar alternando crol y espalda. Realizaremos series de 50-100m, donde hagamos 4-6 brazadas a crol y 4-6 brazadas a espalda, intentando realizar el cambio de estilo lo más fluido posible y manteniéndonos alineados en todo momento. 

Creemos que estos 8 ejercicios os pueden ayudar a mejorar en los entrenos e ir puliendo detalles pasito a paso, ya que el mundo del nado en aguas abiertas es muy amplio y siempre hay cosas que mejorar.

 

¿Entrenamos?

 

 

 

 

USO DE COOKIES Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación, entendemos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información y conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de cookies

Cerrar